Lo compré el viernes, maravilloso. La polaroid que se ve en la segunda foto es de William Wegman